Historia del monumento

A las puertas de la ciudad de Arles, la abadía benedictina de Montmajour es un testimonio excepcional de casi ocho siglos de historia y de arquitectura en la Provenza francesa. 

El monumento presenta elementos patrimoniales de distintas épocas: una necrópolis excavada en la roca con una capilla troglodita del siglo XI, «l’Ermitage Saint Pierre»; la capilla de Santa Cruz, del siglo XII, única en la Provenza por su plano radiado en forma de trébol que dibuja la imagen de un relicario; una iglesia del siglo XII con una nave de seis tramos y un claustro muy ornamentado; la torre Pons de l’Orme del siglo XIV; y, por último, el monasterio de Saint-Maur, edificio del siglo XVIII cuya bodega fue restaurada en el siglo XX por Rudy Ricciotti.

Montmajour ofrece una panorámica excepcional sobre el macizo de Alpilles y la meseta de la Crau ─un pantano en la Edad Media─ utilizada hoy en día como pasto para caballos, toros y para el cultivo del arroz, propiedades privadas y espacio gestionado en parte por el Conservatorio del Litoral.